Preguntas frecuentes


1. ¿Qué es la visión?

Se llama visión a la capacidad de interpretar nuestro entorno gracias a los rayos de luz que alcanzan el ojo. También se entiende por visión toda acción de ver.

2. ¿Qué debo hacer si noto algún problema visual?

Si empezamos a notar dificultades a la hora de realizar nuestras actividades del día a día es muy probable que tengamos algún defecto visual. Si tenemos algún tipo de problema visual debemos acudir rápidamente a nuestro óptico-optometrista de confianza. Él nos realizará un examen visual con el que poder prescribir la compensación óptica más adecuada.

3. ¿Cuáles son las anomalías visuales más frecuentes?

Los defectos refractivos más habituales son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

4. ¿Qué es la miopía?

Es una anomalía o defecto del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos. Se debe a una curvatura excesiva del cristalino que hace que las imágenes de los objetos se formen un poco antes de llegar a la retina. Afecta casi al 25%  de la población española.

5. ¿Qué es la hipermetropía?

Es una anomalía o defecto del ojo que consiste en la imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos. Se debe a un defecto de convergencia del cristalino, que hace que los rayos luminosos converjan más allá de la retina.

6. ¿Qué es el astigmatismo?

Es una anomalía o defecto del ojo que consiste en una curvatura irregular de la córnea, lo que provoca que se vean algo deformadas las imágenes y poco claro el contorno de las cosas.

7. ¿Por qué aparece la miopía?

Hay estudios que demuestran que existe una predisposición genética a ser miope, aunque también puede suponerse la existencia de una relación directa entre el desarrollo habitual de trabajos que exigen visión de cerca (estudiar, leer, coser, trabajar con ordenador,…) y este defecto de refracción.

8. ¿Cómo se puede prevenir la miopía en la edad escolar?

Es muy importante que los niños en edad escolar acudan a revisiones periódicas a su óptico- optometrista de confianza para poder diagnosticar cualquier anomalía. Es muy importante también una adecuada ergonomía visual en habitaciones y aulas con una buena iluminación.

9. ¿Cómo se puede detectar un posible problema visual en niños de edad escolar?

Lo primero que deben hacer padres y profesores es observar al niño. Si se frota los ojos, desvía un ojo, se acerca mucho a la tv, cierra un ojo cuando lee, añade palabras al leer, se acerca demasiado al libro, se pierde al leer, se sale al colorear, se tuerce al escribir, padece dolores de cabeza…Acude a tu óptico-optometrista para que le pueda hacer un examen visual completo.

10. Si mi hijo tiene algún problema visual ¿Puede tener problemas de aprendizaje en el colegio?

Un niño que padece alguna anomalía visual siempre va a encontrar dificultades a la hora del aprendizaje. No podrá seguir bien las explicaciones de la pizarra o seguir atentamente la lectura. Por ello es muy importante acudir a revisiones periódicas a tu óptico-optometrista.

11. ¿A qué edad se pueden poner las primeras gafas o lentes de contacto?

Los ópticos-optometristas son los encargados de recomendar y aconsejar a los padres y a los niños sobre sus gafas, lentes de contacto y cuidados visuales necesarios, ya que desde temprana edad pueden usar gafas y lentillas. Es muy importante prestar atención a la salud visual de los niños durante sus primeros años para prevenir posibles problemas visuales y asegurar una visión eficaz en el futuro.

12. ¿Cómo debo cuidar mis gafas?

Cuando adquieres unas gafas recibirás una gamuza especial para limpiar las lentes y la montura. Lo mejor para darles un buen cuidado es limpiarlas diariamente con la gamuza seca y suave. Hoy en día, las lentes más modernas cuentan con tratamientos de endurecido y antirrayado que evitan cualquier deterioro del cristal. En el caso de que la montura de la gafa sea de plástico, y siempre siguiendo los consejos de tu óptico-optometrista, se podrá lavar con agua tibia y jabón neutro; secando las gafas con un paño fino tras el aclarado. Si disponen de una montura de metal nunca se utilizarán sustancias abrasivas, ya que podrían deteriorar la superficie del metal, llegando incluso a provocar reacciones alérgicas en nuestra piel. Lo mejor es limpiarlas con un paño suave o de algodón. Así mismo, a la hora de manipular las gafas, lo ideal es evitar quitárnoslas con una sola mano ya que nos exponemos a que se produzca una deformación  de las varillas. Además no es conveniente dejarlas apoyadas sobre los cristales ya que podrían rayarse. Por último y no por ello menos importante, es aconsejable no dejar las gafas en el interior del un vehículo o cerca de fuentes de altas temperaturas ya que el calor dilata los materiales, provocando deformaciones. Lo mejor es guardarlas en su funda protectora.

13. ¿Qué es la presbicia o vista cansada?

La presbicia, más conocida como vista cansada, no se considera un defecto refractivo ni una enfermedad ocular. Es simplemente un defecto fisiológico, no patológico, que suele aparecer alrededor de los 41 años. Todos los humanos, a cierta edad, serán présbitas. Técnicamente, la presbicia se produce cuando la capacidad de acomodación (el enfoque) del ojo es insuficiente para llevar a cabo una actividad en visión próxima, como escribir o leer, si no nos ayudamos de unas lentes . A llegar a una edad determinada el músculo ciliar va perdiendo elasticidad y se hace menos potente. La lente natural del ojo, encargada de enfocar las imágenes sobre la retina y el cristalino, se va haciendo también menos flexible, dando lugar a que nuestra capacidad de acomodación de la vista para leer o ver algo cercano vaya disminuyendo progresivamente.

14. La presbicia, ¿afecta más a miopes o hipermétropes?

La presbicia afecta por igual a miopes que a hipermétropes, aunque en estos últimos. suele aparecer antes. Además, como comentamos anteriormente, la presbicia es un problema relacionado con la edad, por lo que afecta tanto a aquellas personas con algún tipo de problema de visión como a aquellos que nunca han utilizado gafas o lentes de contacto. La aparición de la vista cansada no debe ser motivo de preocupación,  ya que se trata de una condición natural netamente fisiológica.

 

15. ¿Es bueno adquirir gafas «baratas» en bazares, gasolineras o puestos ambulantes para solucionar la vista cansada?

Las gafas “baratas”, también denominadas premontadas para la compensación de la presbicia, que se pueden adquirir desde en una gasolinera a un «top manta» no son la mejor solución para una persona que padezca presbicia. Cada paciente tiene unas características anatómicas y morfológicas distintas por lo que unas gafas premontadas no son adecuadas para dar solución a la vista cansada ya que no cuentan con la comodidad y calidad visual exigida por las personas que las utilizan. Además, las gafas «baratas» no presta atención a la distancia interpupilar, a los astigmatismos, la diferencia de graduación entre un ojo y otro o a los problemas de convergencia de los ojos. Este tipo de gafas actúan simpmente como una lupa, ignorando las dioptrías de la miopía, hipermetropía o astigmastimo, así como la visión binocular. Si padecemos de vista cansada lo mejor es pasar un examen visual y ocular realizado por ópticos-optometristas especializados para que determinen que lentes oftálmicas nos convienen más. Estos profesionales tendrán en cuenta tanto los parámetros optométricos del paciente como los aspectos socio-culturales y económicos, sin cuyo conocimiento específico resultaría peligroso el uso de gafas premontadas.

16. ¿Son mejores las gafas premontadas de farmacia?

Es cierto que la mayoría de gafas premontadas que se comercializan en farmacias cumplen con las garantías de calidad europeas, sin embargo, como el usuario que las adquiere no ha pasado ningún tipo de prueba optométrica, y teniendo en cuenta de que todos los ojos no son idénticos, en pocas ocasiones estos productos son adecuados para nuestra visión. Este tipo de gafas no se fabrican siguiendo los parámetros adecuados esenciales para asegurar una calidad visual óptima en el paciente présbita, como la compensación de anomalías binoculares, astigmatismo o distancia interpupilar. Además, las lentes de las gafas premontadas no cuentan con la determinación exacta y objetiva de la visión de cada paciente. Por tanto, las gafas premontadas que podemos adquirir en una farmacia no son del todo correctas para combatir la vista cansada.

17. ¿Qué pautas debo seguir a la hora de adquirir unas gafas de sol?

Lo mejor es que un óptico-optometrista nos asesore. Una vez que conozca nuestras actividades laborales y de ocio, nos podrá aconsejar sobre el correcto uso de las gafas de sol y prevenir enfermedades oculares. A la hora de elegir este tipo de gafas tenemos que tener en cuenta los siguientes argumentos:

1. Situaciones de uso: debemos saber en que momentos vamos a necesitar una protección adecuada, por encima de modas y corrientes estéticas.

2. Filtros de protección: El filtro solar nos debe proteger de la radiación UV, independientemente del color del cristal. Es importante conocer el tipo de filtro que llevan nuestras gafas, ya que debe adaptarse al uso que le demos a éstas: conducción, paseo por la ciudad, actividades deportivas…

3.Calidad de las lentes: La oscuridad de las lentes no implica que filtren la totalidad de la radiación ultravioleta. Las lentes de baja calidad pueden provocar deformaciones y aberraciones ópticas.

4. Calidad de la montura: El uso de monturas que cubran el lateral de los ojos es importante para que no entre radiación solar. En algunos casos, las gafas de pequeño tamaño no protegen los ojos, sobre todo los párpados, de la radiación nociva.

5. Prestar mucha atención si hemos pasado por una operación ocular. Por ejemplo: en las personas intervenidas de cataratas, las gafas de sol protegen el interior del ojo, antes preservado por el cristalino.

18. ¿Es adecuado adquirir gafas de sol en mercadillos, bazares, gasolineras o «top manta»?

El uso de gafas de sol no homologadas supone un grave riesgo para nuestra salud visual y ocular. La calidad visual de las mismas es muy pobre y no nos protegen correctamente de la radiación ultravioleta. Este tipo de gafas no han pasado un control de calidad, ni sanitario ni óptico, por lo que pueden perjudicar gravemente la visión de los usuarios que las adquieren. Algunos de los problemas visuales que causan son: queratitis, queratoconjuntivitis, cataratas, pinguéculas y pterigium.

19. ¿Qué garantías debo exigir a la hora de adquirir unas gafas de sol?

Prioridades para la adquisición de unas gafas de sol de calidad:
1. Prestar atención a la marca “CE” como estándar mínimo de calidad.
2. Cumplimiento del estándar europeo sobre gafas de sol (EN 1636:1997).
3. Exigir que la gafa de sol tenga especificado el número de categoría de filtro (factor de absorción). Va de 0 a 4 en función de su capacidad de absorción a la luz. Debemos consultar a un óptico-optometrista para elegir bien el tipo de filtro en función de las actividades que realizaremos con las gafas puestas.
4. Exigir que las lentes tengan filtros para la radiación UVA (con garantía demostrable).
5. Apostar por lentes de alta calidad.
6. Decantarnos por gafas que tengan la mayor protección lateral posible.
7. Si se es miope, hipermétrope o astígmata, debemos poner atención a la compensación óptica de las lentes en el caso de adquirir gafas de sol graduadas.
8. Las gafas de sol no están fabricadas para proteger las estructuras oculares en la observación directa de los eclipses solares o para broncearse con rayos UVA.
9. No importa su color, pero son aconsejables el gris o el marrón (los que menos modifican las tonalidades).
10. La gafa de sol en la graduación adecuada es recomendable para cualquier época del año en la que disfrutemos de actividades en el exterior.
11. Utilizar estuches resistentes a golpes y caídas.

20. ¿Qué es la optometría?

La actual optometría tiene su origen en América del Norte. Desarrollada por ópticos-optometristas, tiene la triple función de prevenir, detectar y solucionar problemas visuales. Su objetivo final es conseguir el máximo rendimiento visual con la mínima fatiga, recurriendo a varias áreas del conocimiento: anatomía, biología, neurología, farmacología, patología, fisiología, psicología, ergonomía, etcétera; pero de forma preferente a una parte de la física que más ha influido en el desarrollo de la humanidad: la Óptica. Estudia, además del estado refractivo de los ojos, posibles disfunciones binoculares, diversos aspectos que puedan influir de alguna manera en el desarrollo y aprendizaje visual, hábitos en cuanto a la postura y distancia de lectura, entorno o medio ambiente: iluminación, mobiliario, colores, etcétera. La optometría presta especial atención al funcionamiento del sistema visual a cortas distancias (lectura, escritura, trabajos de precisión…), por ser aquí en donde se originan la mayoría de las disfunciones visuales.

La óptica-optometría se ocupa tanto de los campos de la luz y de la visión, como también de su mutua relación e interacción con el organismo. Los términos visión y ojos mantienen una estrecha relación entre sí, pero no significa lo mismo. Los ojos son los órganos de recepción de estímulos visuales y vemos a través de ellos, pero solamente comprendemos y aprendemos a través de la visión, que es un proceso multisensorial, perceptivo y cognoscitivo.Como ya mencionamos, la visión es la capacidad para procesar la información del entorno, obtener un significado y comprender lo que se ve a través de los ojos.